Boceto de Henry Cole

Coleccionismo en movimiento

Hace algunos meses nos hacíamos eco de una magnífica exposición de Neuber en la Frick Collection of New York. Durante este otoño podremos disfrutar de las piezas de este artista en París, concretamente en la Galerie J. Kugel, bajo el lema Le luxe, le goût, la science. Neuber, reconocido precisamente como el primer conservador de la colección de orfebrería de la Grünes Gewölbe de Dresde en el sentido moderno del término. Vislumbramos cierto interés de las galerías por ofrecer a los coleccionistas referencias de máxima calidad en sus muestras, con un exhaustivo trabajo de investigación previo.

Al mismo tiempo el V&A Museum prepara una exposición sobre el proceso de adquisición y formación de parte de sus fondos. Esta exposición, que podrá visitarse a partir de Octubre, pone de relieve la labor de especialistas que durante los primeros años del siglo XX, se movían por el mundo en busca de objetos artísticos. Apasionados del arte en torno a los que giran innumerables leyendas, en la práctica deben poseer un agudo sentido estético, un profundo conocimiento de la historia del arte y las técnicas artísticas, además de una notable agilidad comercial para preveer los vaivenes de los mercados.

Tiempos turbulentos de guerras y reestructuraciones geográficas y políticas que como sabemos ocasionan movimiento de obras de gran valor artístico y monetario. Tiempos de crisis como los actuales, donde sin embargo el mercado del lujo se mantiene estable, según nos cuenta el último informe de Euromonitor International Company Information. Lujo, gusto y ciencia: tres conceptos inherentes a la figura del coleccionista. Esa actividad elitista que ha nutrido museos y galerías, nos permite disfrutar hoy de maravillosas obras de arte; un privilegio al alcance de todos.

luthiers
Compartir: